¿Qué es la estomatitis? Síntomas, causas y remedios

La estomatitis es una infección bucal bastante común que afecta tanto a niños como a adultos y puede arruinar incluso las actividades diarias más sencillas, como comer y tragar. Veamos con más detalle qué es y cómo tratarla.

estomatitis aftosa

 

La estomatitis, también conocida como estomatitis aftosa, aftas orales o ulceras aftosas, son lesiones cutáneas que se forman en el interior de la boca, normalmente en el paladar, la lengua, el interior de las mejillas y la base de las encías.

Se reconocen fácilmente por su aspecto redondo u ovalado, parecido a una ampolla, y su color blanquecino, a menudo rodeado de un halo rojo.

Aunque sólo tienen un tamaño de unos pocos milímetros, estas infecciones orales pueden ser muy dolorosas y causar un dolor importante en la lengua o el paladar, pero suelen curarse en una o dos semanas.

Síntomas de la estomatitis

  • Desarrollo de úlceras u otras lesiones
  • Picor y enrojecimiento de la mucosa oral
  • Paladar inflamado
  • Una sensación de ardor
  • Dolor
  • Halitosis
  • Aumento de la producción de saliva
  • Fiebre y frío
  • Ganglios linfáticos inflamados en la garganta
  • Sangrado

La estomatitis se manifiesta con lesiones en la boca o en los labios, que se cubren con una pátina blanquecina y sólo empiezan a enrojecer más tarde.

El enrojecimiento de la mucosa oral se acompaña de picor, inflamación del paladar y una sensación de dolor y ardor en toda la boca, especialmente al masticar o beber líquidos.

Los síntomas también pueden incluir el mal aliento y el aumento de la producción de saliva, mientras que las aftas grandes y extensas pueden provocar la inflamación de los ganglios linfáticos bajo la mandíbula, acompañada de fiebre y frío.

Por lo general, las úlceras no tienden a sangrar, pero si lo hacen, es aconsejable acudir al médico para que las examine.

Cuando se produce una estomatitis, es importante consultar siempre a un médico para hacer un diagnóstico rápido y determinar las causas de la inflamación, y posiblemente prevenir futuros cánceres.

Causas de la estomatitis

  • Higiene bucal insuficiente o inadecuada
  • Traumatismos menores en la boca
  • Contacto con objetos y animales sucios
  • Infección por Helicobacter pylori
  • Desequilibrios hormonales
  • Carencias vitamínicas
  • Síndromes de inmunodeficiencia y medicamentos inmunosupresores
  • Reflujo gastroesofágico
  • Enfermedad inflamatoria crónica del intestino
  • Estrés

Las aftas pueden ser causadas por muchas cosas, incluyendo lesiones menores como morderse la mejilla, comer alimentos y bebidas particularmente ácidas o picantes, y el uso inadecuado del cepillo de dientes.

El contacto con objetos y animales sucios también puede provocar la aparición de úlceras por las bacterias que pueden ser transportadas a la boca y atacar la mucosa bucal.

En general, existen diferentes bacterias que pueden atacar nuestro organismo y, por tanto, provocar la aparición de aftas, como el Helicobacter Pylori, que ataca el revestimiento del estómago.

Lo mismo ocurre con los trastornos hormonales, como la menstruación y el embarazo, que pueden provocar estomatitis debido a la mayor presencia de ciertos tipos de hormonas.

Una dieta baja en vitaminas como la B12, así como en zinc, ácido fólico y hierro, determina la aparición de la enfermedad.

Sin embargo, en algunos casos, la estomatitis puede ser un síntoma de afecciones más graves, como las enfermedades infecciosas, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (obstrucción de los jugos gástricos), los trastornos metabólicos, las intoxicaciones, las inmunodeficiencias y las enfermedades intestinales como la celiaquía, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

Un mal cuidado bucal también es una de las principales causas de la estomatitis, especialmente cuando implica el uso de prótesis y aparatos que no se limpian adecuadamente, así como el uso de antisépticos y terapias a base de antibióticos.

El estrés es otro factor de riesgo que puede provocar úlceras aftosas.

De hecho, se ha observado que las úlceras aparecen con mayor frecuencia durante periodos de especial intensidad físico-emocional y estrés, como las situaciones especialmente estresantes en el trabajo o durante una sesión de exámenes universitarios.

Desde este punto de vista, la estomatitis es realmente similar al herpes labial, en ambos casos el estrés parece ser uno de los desencadenantes.

Remedios para la estomatitis

  • Enjuagues bucales especiales
  • Tratamiento farmacológico

No existe un tratamiento real para las aftas, ya que suelen curarse solas en una o dos semanas.

Sin embargo, se puede intentar reducir el dolor y el tiempo de curación utilizando un enjuague bucal para enjuagar las úlceras y crear una capa protectora sobre ellas y evitar el contacto directo con los alimentos.

Sin embargo, en otros casos, sobre todo en el caso de eventos repetidos o síntomas persistentes, es posible tomar medicamentos (prescritos por un médico) que pueden aliviar los síntomas asociados a la infección, como antivirales o antibióticos.

Si la estomatitis es un síntoma de otra enfermedad, debe proceder al tratamiento de esa enfermedad.

Prevención de la estomatitis

La mejor manera de prevenir la formación de ampollas en la mucosa es, sin duda, tener una excelente salud bucodental, especialmente si se usan prótesis dentales o dentaduras postizas, lo que ayuda a evitar las caries y el mal aliento.

Por lo tanto, es importante elegir una pasta de dientes adaptada a su boca y a sus dientes y elegir un cepillo de dientes con cerdas suaves o semiblandas. Luego, asegúrate de cepillarte los dientes todos los días después de cada comida.

Para prevenir las úlceras, sería conveniente eliminar o al menos reducir el consumo de alcohol y tabaco en general, pero también limitar el consumo de alimentos ácidos o picantes como los frutos secos, las patatas fritas, la piña, el pomelo, las naranjas y ciertas especias.

Por último, es aconsejable incluir en la dieta una gran cantidad de frutas, verduras y cereales integrales, que son ricos en sodio y minerales que pueden ayudar a mejorar nuestro sistema inmunológico y, por tanto, el bienestar de todo el organismo.

Por último, siempre hay que tratar de reducir el estrés, que es una de las principales causas de las aftas, y tal vez realizar una actividad física para mantener el cuerpo y la mente sanos.

Algunas preguntas frecuentes

¿Cuánto duran las aftas?
En general, la estomatitis tiene un tiempo de curación de una a dos semanas como máximo y suele curarse sola.
¿Cómo puedo aliviar la sensación de ardor de la estomatitis?
Utilice enjuagues bucales especiales, aplique hielo en la piel para adormecerla o utilice una compresa de té de manzanilla para aliviar el dolor causado por las aftas.
¿Es contagiosa la estomatitis?
A diferencia de la estomatitis herpética, que es de origen viral, la estomatitis aftosa no es contagiosa ni infecciosa porque no está causada por virus sino por otras causas como traumatismos, bacterias o estrés.

 

Los artículos que se ofrecen tienen fines informativos y educativos. Creemos proporcionar información precisa, útil y cuidadosamente documentada. Sin embargo, la información presentada no puede sustituir el asesoramiento médico ni proporcionar un diagnóstico. En caso de problemas médicos, recomendamos que consulte a un especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir