Cuidamos de tu boca

Recomendaciones para elegir el cepillo de dientes correcto

elegir cepillo de dientes

La higiene oral afecta significativamente a la salud de los dientes y las encías. Por lo tanto, es necesario elegir cuidadosamente el cepillo de dientes óptimo, que se debe usar correctamente y cambiar a ciertos intervalos. Junto con una dieta saludable y visitas regulares al dentista, una buena higiene oral puede darnos una brillante sonrisa y deshacerse de las preocupaciones asociadas con los problemas dentales.

Seleccione el cepillo de dientes

La amplia gama de productos en el mercado a menudo pone a los clientes en problemas. Pueden elegir entre cepillos de dientes eléctricos o manuales, más grandes o más pequeños, con más o menos cerdas, más caros o más baratos. Probablemente se pregunte qué criterios deben utilizarse para tomar esta decisión aparentemente difícil. Aquí están los principales puntos que deben considerar:

El tamaño del cabezal del cepillo

La edad determina la elección del tamaño del cepillo de dientes. Por lo tanto, se recomienda que los niños de 0 a 2 años utilicen un cepillo con una cabeza de hasta 15 mm y los niños de 2 a 6 años con una cabeza de hasta 19 mm. Un cepillo con una cabeza de hasta 22 mm es adecuado para niños de 6 a 12 años, y los cepillos con una cabeza más grande de hasta 25 mm pueden utilizarse después de los 12 años.

El principal criterio que hay que tener en cuenta es la capacidad del cepillo para permitir un cepillado adecuado. Por lo tanto, su cabeza debe ser lo suficientemente pequeña como para penetrar suavemente en todas las partes de la cavidad oral, incluyendo las áreas más difíciles de alcanzar, como las áreas detrás de los dientes o cerca de las muelas del juicio.

Cepillos de dientes

Los dentistas recomiendan optar por cepillos de dientes con cerdas suaves que son lo suficientemente flexibles para limpiar los dientes de manera eficaz sin dañar las encías. Si los cepillos son demasiado duros, hay un riesgo de recesión de las encías. Además, asegúrate de que los cepillos tengan los extremos redondeados para no dañar las encías. Evite los cepillos de dientes, ya que no limpian sus dientes de manera efectiva.

Mango del cepillo de dientes

Esto no tiene nada que ver con la eliminación de la placa bacteriana. Sin embargo, es muy importante optar por un cepillo con mango de material antideslizante para un agarre cómodo y un uso eficiente.

Cambie y desinfecte periódicamente el cepillo de dientes.

El cambio de cepillo de dientes se realiza en promedio cada tres meses, o incluso más a menudo si se nota la flexión de los cepillos. El sentido común nos pide creer que esta operación no es necesaria si desinfectamos el cepillo de dientes regularmente. Sin embargo, en realidad, los microbios se acumulan con el tiempo, y cuando los usamos, sólo los esparcimos en la cavidad oral.

Si nota el desgaste de su cepillo de dientes en muy poco tiempo, puede que el cepillado no se haga correctamente. Si ha sufrido un resfriado o infecciones en la boca o la garganta, debe cambiar el cepillo de dientes inmediatamente después de la recuperación para reducir el riesgo de reinfección.

Un error común con los cepillos de dientes es mantenerlos dentro o usar una tapa protectora para mantenerlos limpios. El principal problema es que esto facilita la multiplicación de las bacterias, siendo el ambiente húmedo favorable. La opción más práctica para la higiene es dejarlos en un recipiente de enjuague bucal durante 5 minutos a la semana, y luego enjuagar con abundante agua.

Por supuesto, hay alternativas a esto, pero menos prácticas. Por ejemplo, puede colocar regularmente su cepillo de dientes en agua hirviendo, hirviendo a fuego lento o lavarlo en la lavadora. Estos métodos ayudan a destruir la mayoría de las bacterias, pero aceleran el desgaste del cepillo de dientes.

Hay desinfectantes en el mercado de perfiles que están diseñados específicamente para los cepillos de dientes. Utilizan niveles extremadamente altos de vapor y temperatura o lámparas de esterilización UV. El principal problema es que adquirirlos implica una inversión financiera bastante grande que no todos estamos dispuestos a hacer. Si quiere ahorrar dinero y mantener su cepillo de dientes en buen estado, le recomendamos que lo sustituya por uno nuevo cada tres meses.

Consejos para una correcta higiene bucal

Una higiene oral saludable requiere un cepillado adecuado dos veces al día, hilo dental y enjuague bucal, una dieta equilibrada y, por supuesto, visitas regulares al dentista. La higiene oral no sólo juega un papel importante en el mantenimiento del buen estado general del cuerpo, sino que también nos ahorra sufrimiento y costes adicionales.

Cómo cepillarse los dientes correctamente

Ponga una pasta de dientes del tamaño de un diente en su cepillo de dientes y empiece a cepillarse los dientes con movimientos verticales desde las encías hasta el borde de los dientes. Continúe cepillándose las superficies internas y externas de cada diente con movimientos repetidos de ida y vuelta. Lo mismo ocurre con la superficie oclusal. Por último, es bueno cepillar la lengua suavemente ya que la mayoría de las bacterias están en ella. Esto no sólo eliminará gran parte de la amenaza, sino que también le dará un aliento más fresco.

Uso adecuado del hilo dental

Para una adecuada y rápida eliminación de la suciedad de entre los dientes, recomendamos el uso del hilo dental. Necesitará unos 50 cm para un uso, con un máximo de 5 cm para el trabajo real. Limpia cuidadosamente el área entre los dientes, siguiendo cuidadosamente su forma. Además, asegúrese de que la base del chicle esté limpia, y al mismo tiempo tenga cuidado de no cortarlo con un hilo.

Conclusión

Como pueden ver, el uso correcto de un cepillo de dientes juega un papel extremadamente importante para asegurar una correcta higiene oral. Ahora que sabes cómo elegir, cambiar, desinfectar y usar un cepillo de dientes, todo lo que tienes que hacer es poner en práctica todos estos consejos. Además, no olvide visitar al dentista regularmente para detectar cualquier problema con antelación.

Los artículos que se ofrecen tienen fines informativos y educativos. Creemos proporcionar información precisa, útil y cuidadosamente documentada. Sin embargo, la información presentada no puede sustituir el asesoramiento médico ni proporcionar un diagnóstico. En caso de problemas médicos, recomendamos que consulte a un especialista.