Flemón dental

El flemón dental aparece, generalmente, junto a un diente, una muela o una encía debido a una infección bacteriana en esa zona. Esta infección provoca la producción de una bolsa de pus en el interior de la boca, esto es lo que en realidad llamamos flemón. Los motivos de esta infección pueden ser varios, y aunque hay algunos más comunes, debemos consultar a un especialista para determinar la verdadera causa, algunos de estos más comunes son:

flemón dental

  • Caries sin tratar: Cuando tenemos una caries dental, y no nos damos cuenta, y por tanto no la tratamos, el flemón puede aparecer cuando la caries ha progresado y la infección llega al nervio.
    Lesiones en el diente: Si el diente está roto y además está infectado, hay que tratarlo para que no se forme un flemón, porque sería la consecuencia del golpe.
  • Enfermedad periodontal: Es habitual que los pacientes con enfermedad periodontal tengan flemones en la muela o dientes. En este caso, al estar infectadas las encías, el flemón se produce en la propia encía, lo que provoca una sensación de dolor en la misma.
Índice
  1. Flemón versus absceso
  2. Síntomas del flemón dental
  3. Cómo prevenir un flemón dental
  4. Métodos para el tratamiento del flemón dental
  5. Medidas para controlar el flemón en casa

Flemón versus absceso

La diferencia entre el flemón y el absceso dental es ésta:

El flemón es indefinido y puede extenderse a lo largo del tejido conectivo y las fibras musculares.
Un absceso está amurallado y confinado en la zona de la infección.
En algunos casos, El absceso y el flemón pueden ser difíciles de distinguir. A veces se desarrolla un flemón en la encía cuando el material infectado dentro de un absceso se sale de su propio control y se extiende.

Por lo general, se puede drenar el líquido infectado de un absceso bucal. Un flemón muela no es tan fácil de drenar.

Síntomas del flemón dental

Lo primero que se puede apreciar cuando se tiene un flemón en la boca será una pequeña deformación de la cara en la zona afectada debido a la inflamación. Además, pueden aparecer otros síntomas dependiendo de lo avanzada que esté la infección dental. Los más comunes suelen ser los siguientes:

  • Malestar general, debido a la propia infección, que también puede provocar episodios de fiebre.
  • Sensibilidad en la zona al ingerir alimentos calientes o fríos, lo que provoca molestias al comer
  • Un dolor muy fuerte en los dientes y muelas que aparece cuando estamos en reposo, y aumenta cuando masticamos o tocamos la zona infectada. Además, este dolor puede ir acompañado de una sensación pulsátil.
  • Sí el pus sale del flemón y se mezcla con la saliva puede provocar mal sabor de boca o mal olor.

Cómo prevenir un flemón dental

Algunos de los consejos para prevenir la aparición del flemón, son:

1 - Estar atento a su salud bucal y acudir periódicamente al dentista, se recomienda al menos una vez al año, y en caso de notar alguna anomalía acudir rápidamente, para poder tratarla a tiempo.

2 - Dieta adecuada: debemos adoptar una dieta equilibrada, reduciendo y evitando el consumo excesivo de alimentos que contengan mucho azúcar, ya que pueden causar caries, y esto puede conducir al flemón.

3- Higiene bucal: debemos tener una higiene diaria y cuidadosa, sobre todo después de las tomas. Además de cepillarnos los dientes con cuidado, es aconsejable utilizar enjuague bucal e hilo dental, o un irrigador dental.

Métodos para el tratamiento del flemón dental

Cuando vayas al dentista, en la primera consulta, determinará el tipo de flemón mediante una exploración física y unas radiografías. Después de analizar el caso, durante la consulta, el especialista puede considerar el drenaje del flemón con una sonda o una incisión.

A continuación, sugerirá el uso de antiinflamatorios para combatir la inflamación y el dolor, y el uso de antibióticos para flemón para tratar la infección. En algunos casos, el flemón drenará por orden del médico sin que éste tenga que forzarlo.

Dado que la mucosidad suele estar causada por otra afección, es necesario realizar una segunda visita y un tratamiento para tratar el problema principal que causa la mucosidad, a fin de evitar la posibilidad de que se repita.

Para tratar la causa original, la infección debe haber desaparecido ya.

Si la causa del flemón dental es la enfermedad periodontal, su dentista realizará una endodoncia. En otros casos, su dentista puede optar por una endodoncia, pero si el flemón ha afectado a un diente al que ya se le ha hecho una endodoncia, o si el absceso ha hecho que el diente se afloje, no hay más remedio que eliminarlo.

Medidas para controlar el flemón en casa

Aunque la principal recomendación es acudir al dentista, es probable que la inflamación y la amenaza de dolor no  permitan ir rápidamente al médico y tenga que esperar a la cita. En estos casos, hay una serie de recomendaciones que puedes seguir para lidiar con los flemones mientras esperas a que tu médico te atienda.

  • Controlar el dolor con analgésicos de venta libre como el ibuprofeno y el paracetamol.
  • Evitar que la infección se extienda manteniéndola a raya mientras tu médico te indica los antibióticos necesarios para combatirla.

Para evitar que la infección se extienda, es importante no utilizar un cepillo de dientes de cerdas duras o hilo dental en la zona afectada. Esto evitará que el pus salga involuntariamente y que corra el riesgo de infectar otros dientes. Por la misma razón, se recomienda una dieta suave.

Además, puedes hacer gárgaras con agua fría y sal, o con infusiones como el té verde, que también te ayudarán a reducir la inflamación y, por tanto, el dolor.

Estas medidas ayudarán a hacer frente a las flemas sin poner en peligro otros dientes, y a contener el dolor hasta que visites al dentista,  que es el único especialista que tiene todos los conocimientos y medios para tratar el problema de raíz.

Los artículos que se ofrecen tienen fines informativos y educativos. Creemos proporcionar información precisa, útil y cuidadosamente documentada. Sin embargo, la información presentada no puede sustituir el asesoramiento médico ni proporcionar un diagnóstico. En caso de problemas médicos, recomendamos que consulte a un especialista.

Entradas relacionadas

Subir