Lengua blanca: Causas y Tratamientos

El color de la lengua es un indicador de nuestro estado de salud. En la mayoría de los casos, una lengua blanca se debe a una mala higiene y, por lo tanto, tiene fácil remedio. Pero es cierto que a veces puede ser consecuencia de problemas estomacales u otras complicaciones más graves que deben ser tratadas por un especialista. Este trastorno bucal puede manifestarse de diferentes maneras, puede haber manchas blancas en la lengua o una capa blanca vellosa y una sensación pastosa

En Bucofarma te explicamos en detalle todo sobre las causas y el tratamiento de la lengua blanca .

Las causas más comunes de lengua blanca

El tabaco, el alcohol y la falta de higiene suelen ser las principales causas de la lengua blanca. Para los dos primeros, la solución es evitar su consumo. Si se trata de una falta de higiene, el remedio es sencillo: hay que limpiar la boca con regularidad, lo que incluye no sólo los dientes, sino también la lengua, raspándola suavemente, algo que la gente suele olvidar. Un irrigador dental te puede ayudar a una limpieza en profundidad de todas las zonas menos accesibles. Los mejores  irrigadores dentales más recomendados son los irrigadores waterpik , irrigador Apiker  o un irrigador oral b . Una estación de cuidador bucal, te cubrirá la irrigación, además del cepillado de dientes. Si además te enjuagas la boca, con té verde  o cualquier colutorio reducirás la acumulación de bacterias.

Además, si observas pequeñas úlceras blanquecinas, también llamadas abscesos, puede indicar una enfermedad llamada candidiasis oral, que se produce sobre todo cuando el sistema inmunitario es débil. Para determinar bien la causa, se recomienda acudir a un especialista. Por otro lado, las aftas también pueden ser un síntoma de enfermedades mucho más graves, como el cáncer de lengua, por lo que es importante obtener un buen diagnóstico.

Gastritis

Si, además de una lengua blanca, sientes que estás espesa, tienes el estómago hinchado, distensión abdominal, náuseas y pocas ganas de comer, lo más probable es que se deba a una inflamación del estómago, normalmente llamada gastritis. En este caso, la solución suele ser seguir la dieta y ciertas pautas, aunque lo mejor es tratar a su médico.

Úlceras

Si además se observan pequeñas úlceras blanquecinas, también llamadas abscesos, esto puede indicar una afección llamada candidiasis oral, que se produce especialmente cuando las defensas son débiles. Para determinar la causa, se recomienda consultar a un especialista. Por otro lado, las aftas también pueden ser un síntoma de enfermedades mucho más graves, como el cáncer de lengua, por lo que es importante obtener un diagnóstico adecuado.

Problemas de hígado

Los problemas hepáticos son otra causa de la lengua blanca. Si observa una digestión muy pesada, gases, dolor de cabeza, sabor amargo y boca pastosa, cutis graso o estreñimiento como síntomas adicionales, significa que necesita una limpieza del hígado.

Cuidar nuestra dieta, evitar los alimentos muy grasos y comer frutas y verduras frescas nos ayudará a mejorar la salud de nuestro hígado.

Tratamientos para combatir la lengua blanca y pastosa

Si tienes problemas de estómago o de hígado, la mejor solución para la lengua blanca es una dieta equilibrada para limpiar nuestro organismo y reforzar nuestras defensas. Estos consejos también pueden ayudarte a saber cómo limpiar la lengua blanca:

Empieza el día bebiendo un vaso de agua con zumo de limón recién exprimido.
Tomar yogur blanco sin azúcar una vez al día, una alternativa ideal para aumentar nuestras defensas.
Consume verduras crudas como espinacas, tomates, lechuga, pimientos o cebollas, que gracias a sus nutrientes nos ayudan a limpiar el organismo y a mantenerlo sano.
Bebe mucho líquido, aparte del agua, los zumos naturales también son recomendables. Los arándanos, las zanahorias o las manzanas son limpiadores.
Consume frutas ricas en vitamina C, como naranjas, mandarinas, kiwis, fresas o piñas.
Para prevenir las enfermedades bucales que cambian el color de la lengua, lo más importante es llevar una vida sana, llevar una dieta equilibrada y realizar una higiene bucal regular.

Los artículos que se ofrecen tienen fines informativos y educativos. Creemos proporcionar información precisa, útil y cuidadosamente documentada. Sin embargo, la información presentada no puede sustituir el asesoramiento médico ni proporcionar un diagnóstico. En caso de problemas médicos, recomendamos que consulte a un especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir